Volver

Llegaron las vacaciones: ¿Cómo estar preparado?

Las vacaciones son un tiempo de alegría, pero a veces los viajes pueden ser una fuente de estrés. Y con pérdidas ocasionales de orina, puede generarse mucha ansiedad.

Manejar por largo tiempo, buscar un baño en el camino o mantener una agenda activa con los amigos puede ser una preocupación. Pero solo con un poco de organización, usted puede manejar la incontinencia con éxito y disfrutar de la temporada sin preocuparse.

 

Empaque inteligentemente.

El maletero del coche puede estar lleno de equipaje y regalos, pero asegúrese de empacar una bolsa con todos los productos que necesite para manejar su incontinencia, así como un cambio de ropa extra. Úbiquela en la parte superior del maletero para que sea fácilmente accesible durante las paradas.

Cuando viaje en avión, autobús o tren, lleve un equipaje de mano con ropa interior desechable Plenitud®, toallitas húmedas, un cambio de ropa limpia y una bolsa de plástico para desechar los productos usados. Algunos baños pequeños a bordo pueden no tener la capacidad de la basura para desechar los productos absorbentes usados. Colocarlos en bolsas de plástico herméticas hace que sea fácil tirarlos más tarde.

 

Escoger asientos estratégicos.

En aviones, trenes o autobuses, intente ubicarse cerca del baño. Al viajar en avión, considere hacerse en los primeros o últimos asientos. De esta manera, cuando la señal de los cinturones de seguridad ya no esté iluminada, usted será el primero en la fila.

 

Maniobrar largas colas.

Visitar centros comerciales, museos, teatros y cualquier lugar público durante las vacaciones puede significar esperar en largas filas y estar entre la multitud. No querrá estar atrapado en una multitud de personas cuando sienta la urgencia de ir al baño. Aproveche la oportunidad de entrar a un baño en cuanto lo tenga disponible e intente ir con la regularidad de siempre.

 

Practique ejercicios de rutina.

Las vacaciones son perfectas para alejarse de la rutina, algo bueno cuando se pasa tiempo con amigos y familiares; no tan bueno para la incontinencia. Si usted tiene una rutina habitual para ir al baño, seguir una dieta o una rutina de ejercicios, haga lo mejor que pueda para respetarla mientras viaja. Puede hacer una gran diferencia tanto en su mente como en su cuerpo.

 

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
10 cosas que toda mujer (¡Sí, mujer!) Debe saber acerca del Cáncer de Próstata
Siguiente
Controlar la incontinencia cuando viaja