Volver

Lo que debería saber

 

Por Paul J Watkins y Lisa Ellis. 

Parte de la comprensión de la pérdida de orina es saber lo que le sucede al líquido entre el momento en que usted toma un trago y el momento en que éste sale de su cuerpo. He aquí una explicación fácil de entender del proceso, junto con algunos datos clave que usted debe saber acerca de cómo funciona su cuerpo.  

 

Conoce muy bien la sensación: tiene el deseo repentino de ir al baño y necesita encontrar uno rápido. Probablemente no esté pensando en lo que le llevó a este punto, sino en lo pronto que debe llegar al baño. Mientras que aprender más acerca de cómo los líquidos viajan a través de su cuerpo no hará que los viajes al baño sean menos frecuentes, la información puede al menos ayudar a entender el proceso y ver por qué es esencial para su salud y bienestar general.

 

El Viaje

La mayoría de las personas probablemente piensan que los viajes al baño son un inconveniente. Pero este proceso permite que su cuerpo se deshaga de los desechos y mantenga el equilibrio adecuado de agua y productos químicos que necesita para funcionar correctamente. 

 

Así es como funciona: 

Cuando usted toma una bebida, lo primero que hace su cuerpo es absorber todas las vitaminas, minerales y nutrientes. El líquido extra que usted no necesita es entonces convertido por su cuerpo en una forma de desecho. Luego, el desecho se filtra y se convierte en orina, que se traslada a la vejiga en pequeñas cantidades cada 10 a 15 segundos. En promedio, su vejiga puede contener aproximadamente 2 tazas, o 473 ml, de orina cómodamente durante un período de dos a cinco horas. Cuando la vejiga está llena, envía una señal a su cerebro de que necesita ser vaciada. Cuando su cerebro recibe este mensaje, usted puede responder reteniendo el líquido por más tiempo o buscando un baño y soltándolo. En el transcurso de un día típico, la mayoría de los adultos saludables pasan alrededor de un litro y medio de orina cuando se suman todas sus visitas al baño. Aunque el proceso de ir al baño cuando sea necesario puede sonar bastante directo, el National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse estima que tantas como la mitad de todas las mujeres, a veces, tienen problemas para retener la orina hasta llegar al baño. 

 

No todos los líquidos son iguales 

El tiempo que se tarda desde la primera vez que toma un trago hasta que necesita ir al baño puede ser de aproximadamente media hora, pero hay muchos factores que pueden alterar este período de tiempo. Qué es exactamente lo que come y bebe, y no sólo cuánto come y bebe, también puede marcar la diferencia. Cosas como la cafeína, la nicotina, el alcohol e incluso los jugos con alto contenido de ácido (como el jugo de naranja) pueden irritar su vejiga y hacer que orine con más frecuencia. Estas bebidas también pueden contribuir a esas molestas fugas.

 

Lo que usted puede hacer 

Si tiene que ir al baño con mayor frecuencia y/o tiene problemas para retener la orina, los expertos recomiendan reducir o incluso eliminar algunos de estos irritantes de su menú diario. También puede hablar con su médico acerca de la variedad de estrategias de afrontamiento fáciles y efectivas que están disponibles hoy en día, incluyendo, pero no limitándose a, los ejercicios de Kegel y las toallas y protectores especialmente diseñados para el control de la vejiga.

 

Más artículos
Anterior
Siguiente
Más artículos
Anterior
Entendiendo sus detonantes para las pérdidas ligeras de orina
Siguiente
¿Quién está en su equipo?